La cocaína rosa. 7 peligros de su consumo.

Los peligros de la cocaína rosa
Los peligros de la cocaína rosa. Una droga alucinógena cada vez más popular.
image_print

Introducción

Ultimamente, cada vez sale más en los medios, una nueva sustancia que ha comenzado a sonar más en el mundo de las sustancias ilegales que alteran la mente: la cocaína rosa. Conocida también como «tucibi» o «2C-B» (derivado del nombre químico 2,5-dimetoxi-4-bromofenetilamina), esta droga ha ganado notoriedad por sus efectos psicodélicos y su color atractivo, por esto se puede pensar que es menos peligrosa de lo que efectivamente es. De otra manera, la cocaína rosa representa serios riesgos para la salud física y mental de quienes la consumen, así como implicaciones serias a todos los niveles.

Origen y Composición de la cocaína rosa

La cocaína rosa no es, en realmente, una variante de la cocaína tradicional. Su nombre la confunde, ya que pertenece a la familia de las fenetilaminas, un grupo de drogas psicodélicas sintéticas. Fue sintetizada por primera vez en 1974 por el químico Alexander Shulgin. Inicialmente, su utilización se limitaba a ambientes médicos y de investigación, pero con el tiempo ha sido introducida en el mercado ilegal debido a sus efectos alucinógenos.

Efectos y forma de actuar

La 2C-B actúa principalmente sobre los receptores de serotonina en el cerebro, lo que provoca efectos que pueden variar significativamente en virtud de la dosis administrada. En cantidades ínfimas, puede producir euforia, aumento de la empatía y percepción sensorial intensificada. A dosis mayores, los efectos se tornan más intensos y pueden incluir alucinaciones visuales y auditivas, distorsiones de la realidad y una despersonalización muy fuerte.

Peligros Físicos

Uno de los principales peligros de la cocaína rosa es su potencial para causar daño físico. Los efectos físicos pueden incluir:

1. Aumento del ritmo cardiaco y la presión arterial: Esto puede ser particularmente peligroso para personas con condiciones cardiovasculares preexistentes, llevando a complicaciones graves como ataques cardíacos o accidentes cerebrovasculares.

2. Hipertermia: El aumento de la temperatura corporal es un riesgo significativo, especialmente en ambientes como clubes nocturnos donde la droga es comúnmente consumida. La hipertermia puede llevar a fallo multiorgánico y la muerte si no se trata adecuadamente.

3. Convulsiones: En dosis altas, la 2C-B puede provocar convulsiones, lo cual es una emergencia médica que requiere atención inmediata.

4. Deshidratación y desequilibrio electrolítico: Similar al MDMA (eme en el argot), el uso de cocaína rosa puede resultar en una deshidratación severa y desequilibrio de los electrolitos, incrementando el riesgo de insuficiencia hepático renal y otras complicaciones muy serias.

Riesgos Psicológicos

La cocaína rosa puede presentar retos serios para la salud mental:

1. Ansiedad y paranoia: El consumo de esta droga puede desencadenar episodios agudos de ansiedad y paranoia, especialmente en entornos no controlados y en personas con predisposiciones a trastornos mentales.

2. Psicosis: El consumo en dosis altas puede inducir estados psicóticos, caracterizados por alucinaciones muy fuertes y pérdida de la realidad. Estos episodios pueden durar horas e incluso días.

3. Depresión y otros trastornos del estado de ánimo: Tras los efectos iniciales de euforia, muchos usuarios experimentan un “bajón” similar al de la cocaína tradicional que puede incluir depresión, irritabilidad y fatiga extrema. El consumo continuado puede agravar estas situaciones, llevando a trastornos del estado de ánimo crónicos.

Adicción y Dependencia

Aunque no tan adictiva como la cocaína tradicional, la cocaína rosa puede inducir dependencia psicológica. Los usuarios pueden desarrollar una tolerancia a la droga, lo que les lleva a consumir cantidades cada vez mayores para lograr los mismos efectos, aumentando así el riesgo de sobredosis y otros efectos no deseados.

Implicaciones a nivel social

El aumento en la popularidad de la cocaína rosa también tiene implicaciones sociales preocupantes. Su distribución y consumo están ligados a redes de narcotráfico que fomentan la violencia y la criminalidad. Además, la percepción errónea de que es una droga «segura» o «recreativa» puede llevar a un aumento en el consumo, incluyendo adolescentes y jóvenes adultos, exacerbando los problemas de salud pública ya existentes.

Conclusión

La cocaína rosa representa una amenaza significativa tanto a nivel individual como social. Sus efectos psicodélicos pueden parecer atractivos para algunos, pero los peligros asociados exceden con creces cualquier beneficio percibido. En Drogadictos Anónimos, ayudamos a las personas adictas o con problemas de adicción a que abandonen este estilo de vida y puedan liberarse de este oprobio.

Por favor comparte esto:
Abrir chat
Drogadictos Anónimos
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?